Viaje a Escocia. 20-01-18

Cinco días en Escocia.

20/1/18

Para los que estén pensando en ir a visitar Escocia, escribo este blog por si les puede servir de ayuda y desde nuestra experiencia saquen lo que más les pueda convenir. Allá vamos.

El viaje lo hice con mi esposa, más viajera que yo si cabe. Salimos del aeropuerto de Málaga a las 16,30 con Ryanair con dirección a Glasgow donde llegamos a las 19 horas, hora local, tiempo del vuelo 3 horas y media. Habíamos previamente reservado el alquiler de un vehículo con Europcar. La oficina de alquileres está justo a la salida de la terminal de llegadas, a la izquierda, 100 metros. Nos atendió un tipo que se le notó enseguida que ya tuviera contratado el seguro previamente y hasta en tres ocasiones me recordó que si algo le pasaba al coche tendría que pagar 1.440 libras. Mi seguro cubre eso, le contestaba, hasta que dio con el tendón de Aquiles. Si pinchas tu seguro no te lo cubre, me espetó, y a nosotros no nos llames, continuó complacido. De sobra se yo cambiar una rueda pinchada, pensé. Continuó con el interrogatorio, “que clase de coche tiene usted ?”, “quiere manual o automático ?”, la mejor fue la última pregunta, “prefiere Peugeot o Fiat?”, me da igual le contesté, “decida uno” me dijo, pues Peugeot, “bien pues le voy a dar el Fiat”, yo a estas alturas ya estaba mirando a ver donde estaba la cámara oculta. Me dio las llaves y me dijo donde estaba aparcado, parking 18, “a la vuelta déjelo en el mismo lugar”. El coche lo encontré cubierto de hielo, tuve que rascar y esperar unos minutos a que la calefacción hiciera su trabajo y los cristales se despejaran. Ahora a enfrentarme al reto de conducir por la izquierda, de noche, una ciudad desconocida y nevando con un piso helado. EL trayecto hasta el hotel, cerca del Jardín Botánico de Glasgow duró unos 15 minutos, casi todos por la M8. El hotel, The Georgian House estaba en una pequeña pendiente con las calles heladas y pensé en ese momento que antes de lo que pensaba iba a tener que utilizar el seguro. Tuve suerte y aparqué frente al hotel pues en ese momento alguien se iba. Después de coger la habitación salimos a ver los alrededores y a comer algo. No había nadies pues la noche era toledana. Encontramos un Take-Away, ya sabéis, comida para llevar, y nos pedimos unos espaguetis con salmón que estaban muy buenos. A efectos de logística es puedo decir que no esta mal el hotel, incluye el desayuno, normalito, pero está bien situado y el encargo es muy servicial.

Filled Under : Viajes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*